SouthwestDetroitSmallBusinesses09_18_20_
20200221_173237 (1) (1).jpg

Sobre el Cratracho

Antojitos Los Tres Hermanos o mejor conocido como "El Catracho" Tuvo sus orígenes en el plan perfecto de Dios, para la familia Hernandez Padilla.

SouthwestDetroitSmallBusinesses09_18_20_

Obed Hernandez (originario de Veracruz, México) y Sandra Padilla (Negrito Yoro, Honduras) Fueron la pareja designada en 2010, para realizar o materializar un negocio que ha tenido y seguirá teniendo la fe en Dios como principal fuente de todo crecimiento, ya que es el único que de la nada puede crear y moldear todo.

 

Obed Hernandez junto con 2 compañeros de trabajo en 2009 pusieron su confianza en Dios, para dar el gran paso que los convertiría en futuros Emprendedores. Entre charlas, desayunos y buen café, toman la iniciativa de adentrarse en el amplio mundo de la maravillosa Gastronomía (En este caso particular estamos hablando de lo rico, sabroso y hasta ese momento poco conocido en la ciudad de Detroit "Gastronomía Centroamericana") .

 

En 2010 abrieron sus puertas, haciendo realidad lo que hasta ahora solo estaba concebido en la arboleda del Bosque de la Fe. En este mismo año 2 de sus integrantes, por cuestiones personales y prioritarias en sus vidas y las de sus Familiares toman la decisión de no continuar el camino, pero Obed y su esposa Sandra continúan trabajando con esfuerzo y mucha fe para poder para convertir Antojitos Los Tres Hermanos en un Restaurante inmerso en las aguas fluidas del mundo empresarial de Detroit. (Que hasta esos años estaba 100% dominado por la variada y sabrosa comida mexicana)

 

Sandra Padilla comienza a introducir, además del sabor catracho heredado por su madre, un poco de sabor salvadoreño aportado por la chef Hilda Recinos; así como un toque caribeño y mexicano aprendido de sus años en este país, atrayendo así a una clientela muy amplia de diferentes nacionalidades. No ha sido un camino fácil, pero ha sido uno de hermosos paisajes, llenos de ilusiones que han desviado nuestra mirada de la incomodidad de este viaje. Hasta ahora estamos orgullosos, ya que hemos podido influir indirectamente o inyectar en los demás: las ganas o el coraje para abrir sus propios negocios. Además de poder ayudar a nuestra comunidad abriendo oportunidades laborales.

 

Quizás no encuentres el sabor de la abuela o de la mamá, ya que este sabor solo lo encontrarás en sus manos, pero si te aseguro que todos los días hacemos todo lo posible para convertir en nuestras manos lo que tanto extrañamos cuando estamos lejos de Casa, una comida casera fresca, caliente y humilde que te hace traer un poquito, incluso un poquito de tu tierra a este País.

Agradecemos a Dios por nuestros empleados, nuestros clientes, nuestros proveedores y todas aquellas personas que Dios nos ha rodeado para seguir liderando este camino hacia su destino final.

De todo corazón, gracias a todos por elegirnos.

Hacer una reserva